Facebook compra Instagram

Donde se opina sobre que será de la app de fotos #Instagram con #Facebook

El lunes día 9 de Abril, mediante nota de prensa Facebook anunció la compra de Instagram. Para quienes no la conozcan, Instagram es una app gratuita para iPhone de gran éxito en todo el mundo, consiste simplemente en una red social (con una serie de personas a quien sigues y otras que siguen a ti) pero solamente mediante fotografías, aunque también permite hacer comentarios sobre las fotos y los célebres “Me gusta…”. Lo más original de la app es que tiene una serie de filtros que se pueden aplicar a las fotos que le dan cierto aire retro y crear efectos “diferentes” que hacen las delicias de los usuarios (entre los que me incluyo, claro). Su sencillez, buenos resultados, y exclusividad para el iPhone son (o fueron) la clave de su éxito, éxito que ha hecho que también haya una versión para dispositivos Android en su tienda de apps, batiendo récords de descargas, un millón en su primer día tras su éxito en el iPhone. Una de las curiosidades de Instagram y que la hacían un poco especial, es que es exclusiva para móviles, es decir, no hay versión web ni para ninguna plataforma informática “de sobremesa”; y como comentaba antes, exclusiva para iPhone hasta la semana pasada. Aunque sí que existían un montón de servicios web que, utilizando la API de Instagram permitían ver, descargar, o diseñar variedad de formatos con las fotos de tu Instagram.
Las políticas de privacidad/propiedad de ambas empresas

Pues tan sólo 5 días después de publicar la versión para Android, las redes sociales y los blogs especializados se despachan con la noticia de la compra de Facebook. La primera reacción de las redes sociales, Twitter sobre todo, fue la de desinstalar Instagram, esa fue la mía también. Nunca me gustó la política de propiedad intelectual de FB, no me agrada la idea de que todo lo que publiques allí es propiedad de ellos, no tuyo. Bueno, en honor a la verdad, la propiedad intelectual sigue siendo tuya, pero la propiedad de distribución es de ellos. No soy un experto en propiedad intelectual ni mucho menos, pero eso significa que si tú publicas una serie de fotos, pongo por caso, de un acontecimiento deportivo al que asistes, Facebook puede vender esas fotos, o publicar un libro con una selección de las mejores fotos sobre el acontecimiento, etc. sin tu permiso expreso, y sin que puedas reclamar ni un céntimo por ello ¡Ojo! ¡¡Hasta hace poco incluso si has eliminado tu cuenta de Facebook!! Eso siempre me ha parecido una barbaridad, y tengo entendido que FB ha cambiado algo de las condiciones del servicio, pero parece que si tu información es pública y algún usuario la ha compartido aunque sea tuya seguirá existiendo y por tanto utilizable por FB (si alguien tiene más info, por favor, que lo diga en los comentarios). Esto es lo que menos me ha gustado de FB y que aunque (a raíz de esos cambios) puedas tener más control sobre la propiedad intelectual, está hecho de una forma tan líosa y en tantos apartados que hay que tener cuatro o cinco masters para entenderlo.

¿Y qué hay de la política de privacidad de Instagram? Respecto a la privacidad de datos según una análisis muy muy reciente del blog Términos y Condiciones ha sido cambiada recientemente porque anteriormente se refería a la empresa matriz y no propiamente a Instagram, pero es bastante parecida en cuanto a la distribución de tus fotos (comentarios, etc.) si la pones como pública, y al parecer no se dice nada de qué ocurriría si borras tu cuenta. Las principales diferencias (para mí) son:

  • Instagram instagramedEn FB tú puedes compartir, publicar etc. una foto o contenido de otra persona, e incluso se potencia que se haga eso (puedes escribir en el “muro” de otro, o sea publicar tus fotos, etc. en la cuenta de otro). En Instagram aunque técnicamente puede llevarse a cabo (hacer una captura de pantalla y luego republicarla) ni es lo habitual, ni tendría mucho sentido, por lo que las fotos quedan muy “cerradas” en el ámbito del que las hace y publica.
  • En FB, una de las grandes “características” es el etiquetado, es decir, un amig@ tuy@ puede hacer una foto e identificarte en ella sin tu permiso expreso (se puede denegar y todo eso… pero no es lo normal), incluso con reconocimiento facial automático. Esto no existe en Instagram, se respeta la privacidad y no se “cruza” esa información…al menos por ahora, :-S
  • En FB, al ser un servicio con tantas opciones, posibilidades y configuraciones, es muy, muy farragoso controlar qué se permite y qué no, y a quienes. En Instagram al ser mucho más simple, no existe eso, la cuenta o es pública o privada (sólo para tus seguidores).

La pregunta del millón (y nunca mejor dicho) es ¿Qué pasara con esas políticas en el futuro de Instagram? Yo creo que se igualarán. A peor.

¿Y porqué la ha comprado?

Esa es una de las incógnitas. Ante la avalancha de usuarios que en la red comentaron que se daban de baja, en Instagram se apresuraron a publicar una nota de prensa diciendo que la app va a seguir adelante, y que su compra va a permitir mejorar aun más la app. Supongo que eso será así durante un tiempo, aunque eso nadie lo sabe, lógicamente, pero en este momento no se plantea la fusión de ambas redes de usuarios. Se hacen muchas conjeturas sobre las razones de la compra, la más lógica es que si no la compraban y seguía creciendo, podría hacerle la competencia en un futuro, y aunque todo el mundo dice que es una barbaridad el millón de dólares que ha pagado (unos días antes se había valorado por técnicos financieros en la mitad exactamente, así que lanzaron un órdago pidiendo el doble, y FB aceptó), si tenemos en cuenta que la gran red social está valorada en 100.000 millones, para ellos esa cantidad es calderilla. En FB han comentado que quieren aprender de Instagram la forma en que han llegado a los móviles, uno de los puntos débiles de Facebook hoy por hoy.
¿Me borro o no me borro?

Pues no sé que recomendaros, os puedo decir que yo, que me apresuré a decir en twitter que lo haría, aun no lo he hecho. Voy a esperar. Lo que sí he hecho, de momento, es una copia de seguridad de mis fotos en Instagram (aunque las tengo en el iPhone) con un servicio web de reciente aparición que lo hace de una forma rápida y sencilla. Basta con entrar en instaport y registrase con tus claves de Instagram, pulsas en “Download .zip file” (descargar archivo comprimido) y listo ya tienes tu biblioteca Instagram en tu disco duro (pronto tendrán otras opciones, pero aun no están disponiIbles). Si algún día decides darte de baja, no perderás tus fotos.

Pero si has decidido hacerlo, probablemente sabrás que hay muchas apps que te permiten hacer lo mismo que con Instagram, entre ellas mi favorita es Camera+ (sólo para iPhone, ahora de oferta a sólo 0,79 €) y también he oído hablar bien de picplz (iPhone, Android) (gratis), aunque si investigáis encontraréis muchas más.

Y vosotros… ¿Qué vais a hacer? ¿Qué creéis que pasará en el futuro? Cuéntanoslo a todos en los comentarios

Trackbacks de esta entrada

  1. Visiones | Maestro Liendre

¿Quieres decir algo? ¡Adelante!